Las aficiones: "una pasión en tu vida"

Tener un hobbie, una afición, es fundamental para alcanzar un mayor bienestar. Tener una «pasión» nos motiva, nos permite autorrealizarnos, experimentar venciendo la rutina, así como desarrollar capacidades tales como la creatividad y la imaginación.

No hay que pensar en grandes actividades, ni en deportes de riesgo, no es necesario. Iniciar algo que nos guste, o retomarlo si en algún momento lo abandonamos en el camino por determinadas circunstancias o simplemente por la falta de tiempo, ni siquiera debe suponernos un gran coste. En las cosas más sencillas se puede encontrar el secreto de la felicidad, sólo hay que aprender a valorarlas. Actividades simples como cocinar por placer (no por obligación), leer, estudiar algo que nos llame la atención, escuchar música, escribir, pintar, pasear, nadar, formar parte de algún grupo que comparta una determinada inquietud… están al alcance de nuestros ojos y de nuestras manos y pueden ser fuentes valiosas de disfrute.

Divertirse, sentir placer a través del «hacer» o del «crear», fomenta la ilusión, la alegría de vivir, el compartir con los otros; nos puede servir de antídoto contra el estrés, las penas, los problemas y la áspera rutina. 

Te invitamos a pensar por un momento en ello. Plantéate lo siguiente: ¿qué me gustaría hacer?; ¿qué cosas me han gustado a lo largo de mi vida?; ¿qué es lo que valoro?; ¿con qué tipo de cosas disfruto o podría comenzar a disfrutar?. ¿Por qué no intentarlo?, ¿existe algún obstáculo que realmente me lo impida?…

En ocasiones, nos centramos demasiado en las responsabilidades, en las demandas del entorno, y nos olvidamos de aprender, de pasarlo bien. Si nos organizamos, tendremos tiempo para todo. El ocio no es una pérdida de tiempo, todo lo contrario: no pierdas la oportunidad de disfrutar.

Iván Hernández.

Centro de Atención Multidisciplinar.

Comments are closed.