ÉXITO ACADEMICO: LA IMPORTANCIA DE LOS HÁBITOS DE ESTUDIO

|
Comments off
|

Los beneficios de seguir una rutina de estudio, como asimilar mejor los conceptos y con ello garantizar un buen aprendizaje, adaptar el tiempo, aumentar responsabilidades y desarrollar habilidades de organización que exijan menos esfuerzo y mejores resultados, conduce a alcanzar éxito académico.
Adquirir hábitos de estudio es una dificultad frecuente que presentan los niños y niñas hoy en día.

Las causas las podemos encontrar en varios aspectos, entre los cuáles están:

• Por un lado la falta de tiempo debido a la cantidad de actividades extraescolares que tienen nuestros niños/as. Cuando llegan a casa, a la hora de abrir los libros, ¡no pueden más! Es fundamental equilibrarlas de tal manera que exista tiempo para el estudio.
• En segundo lugar, la falta de motivación, ocasionados por pensamientos del tipo “no valdrá de nada el estudio”, “por mucho tiempo que le dedique, al final suspenderé” Por ello es necesario conocer qué tipo de diálogo interno se dicen nuestros hijos y alumnos y reforzar pequeños logros.
• La tercera posición la ocupa la dificultad de asignaturas, que se le hacen un mundo y no saben cómo afrontarlas. Como estrategia, la división del contenido como tal e ir avanzando poco a poco, con pequeños retos y dejando los objetivos bien claros para que sepan qué es exactamente lo que se espera de ellos.
• El entorno de estudio poco adecuado, dificulta la concentración. Es necesario disminuir el nivel de distracciones que pueden ser causadas por los ruidos, las interrupciones…
• Por último mencionar que muchos niños presentan dificultades, no saben cómo hacerlo y necesitan unas nociones que le facilitarán el trabajo.

Acudir a profesionales y llevar a cabo un programa de reeducación psicopedagógica, será una solución eficaz para que sus hijos adquieran hábitos y aprendan a ser cada vez más autónomo en el estudio.
Además, se llevará a cabo una evaluación para conocer los puntos fuertes de su hijo, que servirán para potenciar y aumentar la motivación y los puntos débiles que necesitarán apoyo y serán utilizados para reforzar esfuerzos.
Todo ello permitirá el uso de estrategias de aprendizaje adaptadas a las circunstancias del niño.

El programa de reeducación psicopedagógica entre otras medidas, dará importancia a la organización de un “planing” semanal, donde tendrá en cuenta los horarios disponibles, los deberes a realizar, las materias a repasar y los descansos. Es aconsejable empezar por las asignaturas más difíciles para luego ir acabando con las menos complicadas.
Se recomienda un lugar apropiado para el estudio, bien iluminado y aireado, con el material necesario a mano (libros de consulta, diccionario…), con una mesa amplia y una silla adaptada a la altura del niño/a.

Resumiendo, tomar medidas para fomentar hábitos de estudio trae beneficios académicos y personales que serán mayores y menos costosas cuanto antes lo introduzcamos en la vida del niño.

Comments are closed.